El Obispado de Bilbao por medio del Rvdo. Sr. Canciller de la Diócesis de Bilbao, D. Félix Alonso, declara lo siguiente al respecto de la Consagración Episcopal de D. Pablo de Rojas, el día 28 de febrero de 2007.

 «Sabemos de la existencia de este grupo de seguidores de la corriente 'thucista' y 'lefevrista' en Bilbao.

La relación es cordial. Son Católicos Apostólicos y Romanos, pero, eso sí, están separados de la Iglesia. Los obispos están excomulgados, (por haberse hecho Consagrar Obispos sin Mandato Apostólico), y los Sacerdotes suspendidos 'a divinis', (Por haber sido Ordenados sin permiso de la autoridad competente). En el caso de los Obispos ni siquiera haría falta una declaración explícita de condena por parte de una autoridad legítima, pues en este caso se trata de una castigo automático ('latae sententiae'), tal como indica el Código Canónico, el delito, como suelen decir los especialistas en legislación de la Iglesia, 'ya se encuentra en la conciencia del sujeto desde el momento en que comete la infracción'. 

Estos movimientos integristas se remonta a los Prelados Mons. Pierre Martin Ngo-Dinh-Thuc y Mons. Lefevre. Quienes defienden a ultranza la doctrina y los ritos anteriores al Concilio Vaticano II. Se consideran los depositarios de la 'verdad' de la Iglesia Católica y los únicos que guardan la Sucesión Apostólica. Además de considerar las censuras eclesiásticas inválidas.