El Prelado bendice el incienso.