Su Católica Grandeza Episcopal, de infante, como siempre sonriendo. Tuvo una infancia muy feliz junto a sus padres, abuelos y seis hermanos.