Casa Rectoral. Bilbao.

Capilla Mayor. Bilbao

Capilla Mayor de San Pablo Apóstol, y Casa General de la Gran Vía de Bilbao (Vizcaya). España.

 

Casa Rectoral y Capilla Mayor, de San Pablo Apóstol, de la Gran Vía de Bilbao.

Se encuentra ubicada en pleno ensanche, en un palacete de 1900. Son dos pisos de 900 m. No se habían efectuado obras de mejora desde entonces. Fué una restauración ardua, y de años.

La capilla se instaló en lo que podría haber sido un salón de baile rectangular, con suelo de mármol y frisos de estuco, que estaban en muy mal estado. Donde había 8 recovecos que han servido para hacer 4 pequeñas capillas y 4 hornacinas. Ha sido la última restauración de esta casa.

En el piso donde está situada la Capilla, se encuentra la Casa Rectoral, donde vive el Director General de la Pía Unión de San Pablo Apóstol y una comunidad, a parte, de Agregados de Número masculinos con votos privados.

La casa sin perder su estilo palaciego, propio del Gran Bilbao de entonces, ha ido adaptándose a nuestras necesidades. Por supuesto con su buen gusto D. Pablo, le ha devuelto la nobleza y frescura  que tenía, y que los años le habían arrebatado.

Estaba casi todo el mobiliario original, las piezas buenas y bonitas se restauraron y se han traído otras, creando ese impronta que D. Pablo quiere tengan todos los centros de la Pía Unión, teniendo en cuenta el estilo del edificio y función.

En el piso de abajo esta la Casa Madre de las Hijas de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, con una capilla y coro para cantar el Oficio Divino, y una comunidad, a parte, de Agregadas de Número con votos privados.

Las religiosas oyen la Santa Misa desde el coro de la Capilla Mayor.

 El Retablo de la Capilla de Gran Vía, fué compuesto por el ebanista , Antonio Gonzalez de Madrid, de un retablo de la palo santo, barroco del siglo XVIII, que se compró en 1999 a unas Monjas Carmelitas Descalzas, aún hoy se puede apreciar en medio del frontis central, el óbalo que contenía el escudo del Carmelo, ahora  está pintado el de la Pía Unión de San Pablo Apóstol.

El Retablo lo compró la Sr. Tía de D. Pablo, hermana de su Sr. Abuelo, Doña. Carmen de Rojas, casada con D. Juan Velasco y presto los pisos al que entonces era quien asistía espiritual y sacramentalmente Bilbao, Rvdo. Sr.D. Jesús.

Sólo se aprovechó, por falta de altura, las basas de las columnas, algunas columnas, capiteles, parte del frontis, cornisas, etc. Se tuvo que comprar otro altar que no era el original, ya que este era inmenso y de marmol, como todo el banco del  retablo. Hay que tener en cuenta que era un retablo con una hornacina central donde había una talla de la Virgen del Carmen, 3 pisos y 2 calles, con 5 encasamentos donde había unas tallas propias del Carmelo y una terminación con un óleo de San Elias en el frontis y que actualmente preside el retablo del Altar Mayor, sólo el óleo, ya que el enmarcado era digno de las dimensiones del retablo original, no obstante con trozos sobrantes se hizo un armonioso marco acorde a la composición del retablo actual.

De San Elías hablaremos al final, es digno de hacer unas breves reseñas de su vida.

Con los muchos trozos que sobraron se han realizado más retablos.

Hay dos puertas que dan a un salón que hace de sacristía. El óleo de la Asunción del cuerpo de San Elías al cielo, fundador de la Orden del Carmelo, es de últimos del XVI de Oratio di Domenico Alfani, (Perugia 1510-Roma  1583). In cornu evangelii hay un óleo del nacimiento del Niño Jesús, in cornu Epistolae otro óleo de la Stma Trinidad, los dos del mismo autor que el central. 

La Capilla es un salón rectangular de 500 m. A ambos lados hay cuatro capillas y 4 hornacinas "in cornu evangeli" una capilla con un altar dedicado a la Stma. Virgen del Santo Rosario con un óleo de tal advocación de Mariotto di Bigio di Bindo Albertinelli (13 de octubrede 1474 - 5 de noviembre de 1515) fue un pintor italiano del alto renacimiento, de la escuela florentina cercano a Fray Bartolomeo y seguidor de la técnica de Rafael, y en la otra  hay un confesionario y dos hornacinas que contienen una Talla de San José del siglo XIX y la otra de la Virgen de la Piedad, patrona de Bilbao, de la misma fecha." In cornu epístolae" hay 1 capilla que contiene la mejor obra de arte que hay en la misma, y es una magnifca y soberbia talla de San Pablo Apóstol, del siglo XVII, de Gregorio Fernández, (1576-1636) y una capilla con un altar dedicado a la Inmaculada Concepción, Patrona de España, con un óleo del pintor madrileño Juan Carreño de Miranda, siglo XVIII, 2 hornacinas que contienen una talla de una Dolorosa del siglo XIX y una  de Santa Rosa de Lima de la misma fecha.

Los  objetos de orfebrería de plata del siglo XVIII, son comprados casi todos en Milán, (Italia), Sevilla y Granada, ánforas, flores, relicarios, imágenes de Santos etc.

Años de rescate de piezas sagradas y no sagradas, que desde el año 2004 resurge con mayor fulgor, ya que D. Pablo es un gran coleccionista de antigüedades y tiene un exquisito gusto y un gran afán por devolver a la Iglesia lo que los modernistas han vendido o tirado, siendo cosas sagradas.

Las 8 lámparas de cristal de bacarra son del XIX, ( repartidas 4 en cada lado), y entrando en la capilla, una gran lámpara votiva de plata del siglo XVII, con punzones navarros, que pende del techo anunciando que esta S.D.M  reservada en el Sagrario.

- Se ha construido un sobrepiso pequeño que hace de coro y es donde se han instalado unos óleos de los 12 apostoles, de Carlo de Amaratta de últimos del siglo XVIII. Comprados en Italia. Y a su vez se ha aprovechado para hacer debajo del coro la cancela de la Capilla.

El edificio tiene 4 cimborrios que hacen de galería, se han vaciado algunos y uno justo está debajo del altar mayor y de esta manera se ha improvisado una especie de cúpula cilíndrica que da luz natural.

D. Pablo decide restaurar la capilla en diciembre de 2017, terminandose en mayo de 2018.

- Se ha restaurado el retablo, desarmándolo completamente, dándole muñequila, matando la poca carcoma que tenía y recomponiendo algunas piezas que faltaban.

- Se ha cambiado el altar antiguo que imitaba a mármol por otro de estilo barroco de nueva factura, y con un fino pan de oro, el cual da mucha luminosidad al retablo tan oscuro.

- Se ha quitado el estuco de 1900, de las paredes de la Capilla, se ha rasurado la pared y han hecho una imitación de piedra para combinar durante el año litúrgico con el  nuevo entelado de todas las paredes de la capilla, con seda adamascada morada romana, y filigrana de oro haciendo formas de columnas y terminaciones.

- Se han colocado cortinones de terciopelo en las 2 puertas del Altar Mayor, coro alto y puerta de entrada.

-Se han restaurado todos los óleos y recuperado los dos laterales, que las propietarias anteriores del Retablo habían empeñado.

- Se han puesto alfombras persas nuevas, y pulido el mármol del suelo.

- Se han hecho bancos nuevos con inspiración a los de principios de 1900.

- Se ha cambiado la instalación eléctrica, y se han puesto focos de luz nuevos, dándole a la Capilla más luminosidad.

- Se han restaurado y limpiado las 8 lámparas de cristal de Bacarra.

 

Una vez más, D. Pablo da ese sello tan genuino que quiere imprimir en la Pía Unión, y a su vez es tan elegante y romano.

 

Breve reseña de San Elias.

Elías era humano sujeto a pasiones similares a las nuestras (Santiago 5:17): tras su victoria, huye por temor a la venganza de Jezabel y se adentra en el desierto, deseándose la muerte. Sin embargo, después de que el Ángel de Yahvé le da de comer y beber se sintió reconfortado y anduvo hasta el monte Horeb, donde se esconde en una cueva. En medio de una depresión, el profeta Elías ora a Yahvé y demuestra un exceso de celo en su misión. Dios se le manifiesta y le apoya presentándose como una voz apacible y suave tras vientos, temblores, fuego y le da nuevas misiones, y acaba señalando a Eliseo como su sucesor.

La maldad de Acab y Jezabel enfrentada por Elías no se limitaba al culto de Baal, sino que se proyectaba en el despojo de sus súbditos. El episodio de la viña de Nabot (1Reyes 21) es representativo de la repetida historia del despojo de las tierras de los campesinos por los gobernantes y grandes propietarios. Otros profetas se referirían a estas situaciones: Isaías; Miqueas 2:2. Elías expresa la sentencia divina contra Jezabel y contra la descendencia de Acab. Derrotado y muerto éste en combate con las tropas del rey de Aram, a pesar de los buenos augurios de los falsos profetas, le sucedió su hijo Ocozías, que anduvo por el camino de su padre y de su madre e hizo pecar a Israel y murió pronto. Según 2 Reyes 2:1-13  tras la muerte de Ocozías, (852 a. C.) Dios traspasa el oficio de profeta a Eliseo, «un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.» (2 Reyes 2:11) a la vista de Eliseo. Eliseo toma el manto de Elías y es de este modo reconocido por Yahvé como su profeta.

      Pablo Lazo. Pbro.

Director General de la Pía Unión de San Pablo Apóstol.

Quien desee obtener más información al respecto, puede escribir al siguiente correo  electrónico: secret.monsrojas@hotmail.es, o llamar por teléfono al 680 813 102. Será un placer atenderles.