Gran y raro Pontificale Romanum que se utilizó para conferir todas las Órdenes Sagradas y Consagración Episcopal a Su Católica Grandeza Episcopal por Mons. Subirón.