Detras, en el lado del evangelio se puede ver al famoso San José de Ponzoda, regalado por Mons. Subirón a D. Pablo en su décimo aniversario de Consagración Episcopal.