Con gran aprecio S. E. Rvdma trata a Mons. Subirón.