Los dos únicos Obispos, vivos, que quedan de Primera y Segunda Línea Sucesoria Thucista.