Y bendición con las candelas encendudas, tal y como manda el Rituale Romanum.