La Iglesia llena de fieles devotos en la Santa Misa Dominical.