El Sagrado Corazón de Jesús corona el retablo mayor, ya que muy cerca de le apareció a Santa Margarita María de Alacoque. En este convento de los Franciscanos Misioneros de la Inmaculada Concepción de hacen diarios actos de reparación, sobre todo esta Francia maldita donde la Revolución Francesa esparció todos sus errores por todo el mundo.