Se signa con el hisopo con agua bendita y aspergea al clero y fieles.