Y después es incensado por el Preste, dirigiéndose al Altar Mayor para cantar la oración del titular de la Capilla.